Saltar al contenido

7 grandes posturas de yoga para el embarazo

7 grandes posturas de yoga para el embarazo

</¿Estás lista para aliviar algo de esa tensión del peso del embarazo? ¿Qué tal fortalecer el suelo pélvico para prepararte para el parto? Aquí hay 7 diferentes posturas de yoga que la mantendrán regresando a su colchoneta por nueve meses completos, y posible después de eso.

Posiciones de yoga para el piso – Supino

1. Balasana – Postura de niño – Qué mejor manera de prepararse para el parto que descansar en esta postura. A medida que el peso del embarazo aumenta y el vientre se hace más grande, puedes practicar esta postura con las rodillas abiertas para acomodar al pequeño niño que crece dentro de ti. Descansa con tu cabeza en una manta doblada y toma respiraciones profundas y tranquilas de Ujjayi para inculcar una respuesta de relajación y liberar la tensión en la pelvis, la columna vertebral y las caderas.

2. Viparita Karani – Legs Up the Wall es otra gran postura de yoga para practicar cuando estés embarazada y para mantenerla después. Si tus pies se han hinchado hasta un tamaño irreconocible y tus piernas se sienten cansadas y pesadas es probable que se deba a la presión extra en el sacro y al peso extra que tu cuerpo normal no está acostumbrado a llevar todo el día todos los días. Al dejar que sus piernas descansen en una pared, o apoyadas en almohadas tan altas como pueda conseguirlas cómodamente, permite que la sangre que se estanca en las piernas y en la parte baja de la espalda recircule más fácilmente. Esto puede ayudar con los pies hinchados y las venas vericulosas por igual.

3. Setu Bandha Sarvangasana o Ardha Bandha Sarvanghasana son versiones más suaves de una flexión de espalda que puedes practicar durante el embarazo para ayudar a mantener la circulación en la columna vertebral, el lugar de nacimiento de cada acción importante del sistema nervioso, sin sobrecargar la columna vertebral, especialmente en las últimas etapas del embarazo. Puede practicar esta versión de la postura de puente con almohadas o bloques también, colocando uno o dos bloques bajo el coxis y luego permitiendo que los pies salgan de este soporte a una distancia cómoda, deteniéndose cuando sienta alguna molestia o un estiramiento excesivo. Es una postura celestial practicar con almohadas en la cama también. Consigue que tu pareja te ayude a ponerte en tu propia cuna de Sarvangasana.

Posiciones de Yoga para el Equilibrio y la Energía

4. Chakravakasana – Estiramiento de la Vaca Gata es otra pose deliciosa que ayuda a aliviar la tensión en los hombros, la parte superior, media y baja de la espalda, así como a liberar una respiración estancada. Puedes practicar tantas de estas como quieras durante todo tu embarazo sin ninguna preocupación.

5. Ardha Chandrasana – Pose de Media Luna honra la energía femenina que nos permite mantener la vida dentro de nosotros. Esta pose de equilibrio es genial para las futuras mamás. Le permite estirar la ingle y las caderas mientras trabaja en su equilibrio y concentración. Tómate tu tiempo y si quieres, puedes practicar apoyándote en una pared como la mujer araña, permitiendo que los hombros y las caderas se apoyen completamente en ese soporte vertical.

6. Adho Mukha Savasana – Downward Facing Dog es uno de los regalos del yoga a las mujeres que sufren de dolor de espalda baja y molestias del nervio ciático en las piernas, a menudo causado por las últimas etapas del embarazo donde el peso del vientre presiona contra el sacro y los músculos y nervios de apoyo en la pelvis. El perro orientado hacia abajo permitirá que el sacro se estire profundamente, y si el peso de su cuerpo se siente demasiado pesado para apoyarse en la postura completa, siempre puede practicar la postura de cachorro en su lugar usando refuerzos entre las piernas y apoyando a ambos lados de su vientre para ayudar a aliviar la parte baja de la espalda sin poner tensión en las muñecas.

Una postura esencial para la relajación

7. Savasana – Una postura importante y a menudo pasada por alto es la postura de cadáver o de relajación. Calmar la mente e integrar la energía que has despertado mientras haces otras poses de yoga (asana) es la clave para sentirse relajado y energizado, enfocado y feliz. Practica esta postura mientras te concentras en tu respiración y relajas cada músculo. Si quieres puedes incluso añadir la práctica de Yoga Nidra a esta postura que se dice que vale más de cinco horas de sueño REM con sólo una práctica de veinte minutos.

Una presentación concisa con más información sobre el Yoga Prenatal se puede encontrar en este enlace.

——–

Autor: YOME- El Portal de Yoga para una Vida Maravillosa. Únete a YOME en Facebook y Twitter.

Yoga lovin’:

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies