Saltar al contenido

Aprender a montar en bicicleta

Aprender a montar en bicicleta

Por Raquel Soler Publicado el 27 de mayo de 2009 Learning to Ride a Bike2009-05-27 0

Hace un par de semanas, puse mi coche en el almacén y empecé a montar en bicicleta. Ahora, no soy lo que llamarías un buen ciclista. Me duele el culo, me duelen los muslos, y la grasa de alguna manera se me unta en las pantorrillas. Los niños pequeños en triciclos me pasan en la calle. Aunque mi cuerpo puede estar acostumbrado al yoga, andar en bicicleta me desafía de una manera completamente diferente. Los músculos se tensan en lugar de alargarse; el trabajo cardiovascular es un componente principal en lugar de un subproducto. Y aunque andar en bicicleta es indudablemente bueno para mí, es muy humillante y duro.

Como iba en bicicleta al trabajo la semana pasada, sin embargo, noté un pequeño cambio. Me di cuenta de esto porque era capaz de pensar en algo más que en mis piernas gritonas. Pero no me había vuelto repentinamente más fuerte; sólo me estaba acostumbrando al dolor. A través de la práctica, me estaba acostumbrando lentamente a este nuevo tipo de estrés. En ese momento, tuve una mini-revelación: si me llevó práctica acostumbrarme a la incomodidad física, ¿por qué debería ser diferente la incomodidad? Tan obvia como es la conexión, montar mi bicicleta me recordó que siempre vamos a tener que pasar por la incomodidad cuando intentamos algo nuevo. No tenemos la fuerza cuando empezamos. Es algo que tenemos que practicar para conseguir.

Ejercitar nuevos músculos – ya sean físicos o psicológicos – requiere paciencia, compasión y diligencia. Así que no seas duro contigo mismo si te arden los muslos (literal o metafóricamente). Sigue con ello. Como dice Pattabhi Jois, «Practica, practica, y todo está por venir.»

Una nota necesaria: Después de escribir este blog, encontré este video clip de Shri K Pattabhi Jois. Es el proveedor original de «Just Do It». Pasó de este mundo el 18 de mayo del 2009 y ha dejado al mundo el increíble legado del Ashtanga Yoga. Gracias, Guruji. Se te echa de menos.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies