Saltar al contenido

Vivir bien durante la menopausia

Vivir bien durante la menopausia

Tienes todo tipo de artículos sobre yoga en nuestra tienda: nuestra tienda

Tienes todo tipo de artículos sobre yoga en nuestra tienda: nuestra tienda

Esterillas Yoga

Ladrillos yoga

La menopausia puede causar muchas molestias. El «yoga de las hormonas», desarrollado por Dinah Rodríguez, ayuda a vivir este período con más facilidad. He aquí una práctica inspirada en las enseñanzas de Dinah Rodríguez, propuesta por Ricarda Langevin.

Dinah Rodrigues ha desarrollado una técnica que consiste en una serie de posturas dinámicas de yoga, respiración, circulación y almacenamiento de energía y técnicas de visualización. Inspirado en la kundalini, el hatha yoga y una práctica energética tibetana, el «yoga de las hormonas» es una gran ayuda para vivir la menopausia. Las posturas y técnicas combinadas reactivan los ovarios, la tiroides, la pituitaria y las glándulas suprarrenales, estimulan y equilibran la producción de hormonas. La respiración de bastrika, un pranayama muy poderoso, despierta y activa la energía en la pelvis, nuestra inmensa reserva de fuerza vital.

El Yoga Hormonal por lo tanto ayuda a eliminar o reducir los síntomas físicos y emocionales causados por una deficiencia hormonal. Para obtener un resultado satisfactorio, es necesario practicar la secuencia con regularidad (de 2 a 5 veces por semana) si se quiere obtener resultados muy rápidos. Después de 3 o 4 meses de práctica regular, los síntomas desaparecen o se reducen significativamente.

LA PRÁCTICA

Ananda balasana (el niño feliz)

Acuéstese de espaldas y luego, al exhalar, lleve las piernas dobladas hacia el abdomen y abra las rodillas. Pasa tus brazos por el interior de tus muslos y agarra el borde exterior de tus pies. Inhale mientras «llena» la parte baja de la espalda y contrae el perineo. Al exhalar, siente cómo tus caderas se relajan profundamente al poner las rodillas en el suelo. Toma varias respiraciones más.

Upavista konasana (Postura de ángulo amplio)

Párese con las piernas separadas y los pies paralelos. Al exhalar, baje el torso y coloque las manos en el suelo (o en soportes). Mantén la espalda estirada, los hombros lejos de las orejas, para que trabajes los músculos de la columna vertebral y desarrolles la apertura de las caderas. Luego, al exhalar, relajen la cabeza hacia el suelo colocando las manos entre los dos pies. La pelvis se eleva hacia el cielo con cada inhalación y la cabeza se relaja hacia el suelo con cada exhalación. Esta inversión es excelente para aligerar el perineo.

Anahatasana (Postura del corazón amoroso)

Colóquese en la postura del gato, ponga el talón derecho bajo el vientre mientras mantiene el muslo en rotación externa. Luego extienda la pierna izquierda hacia atrás en línea con la cadera. Baja el pecho hacia el suelo, el talón derecho estará bajo el vientre izquierdo. Ponga los codos en el suelo y la cabeza en las manos. Siente la presión del pie que estimula el ovario izquierdo. Haz Bastrika, luego haz circular la energía exhalando lentamente. Concéntrate en el ovario izquierdo. Repite en el otro lado.

Maricyasana III (la postura de la sabia Marichy)

Sentado con las piernas delante de ti, pon tu pie derecho detrás de tu rodilla izquierda. Mientras exhala, gire su pecho hacia la derecha y envuelva su codo izquierdo alrededor de su rodilla derecha. Haz a Bastrika en la postura. Circula la energía y al exhalar enfócate en el ovario derecho como si lo estuvieras mirando. Repite en el otro lado.

Viparita karani (La media vela)

Tumbado boca arriba, dobla las piernas y levanta la pelvis, luego lleva las piernas hacia atrás y coloca las manos detrás de la espalda para apoyarla. En esta postura el cuello está mucho menos estirado que en la posición de vela, pero aún así estimula y reequilibra la tiroides. Haz que la energía fluya de nuevo. Al exhalar, enfóquese en la tiroides en la garganta y la glándula pituitaria en la parte posterior de la frente.

Artículo escrito por Ricarda Langevin ; posturas : Alex Grayo ; fotos : Sébastien Dolidon

Encuentra la secuencia completa en nuestra edición especial «Curación con Yoga».

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad