Saltar al contenido

Abre tus 5 sentidos para irradiar el verano

Abre tus 5 sentidos para irradiar el verano

Tienes todo tipo de artículos sobre yoga en nuestra tienda: nuestra tienda

Tienes todo tipo de artículos sobre yoga en nuestra tienda: nuestra tienda

Esterillas Yoga

Ladrillos yoga

Ante la aceleración de nuestro modo de vida, las neurociencias subrayan la importancia de ralentizar, de equilibrar nuestro sistema nervioso sensorial y sensible para calmar a aquellos a los que pedimos demasiado. Aquí hay 3 claves sensoriales para crear tus pequeñas burbujas diarias para un verano chispeante y conectado!

Despertar sensorial en tu tapete de yoga

En tu próxima sesión de yoga, enfoca tu atención en uno de tus sentidos en particular. Puedes dedicar toda la sesión a ese sentido. Durante los ejercicios de respiración, imagina, por ejemplo, que estás respirando un sabor, si has elegido el sentido del gusto. Imagina que te conviertes en ese sabor, te conviertes en uno.

Lo mismo ocurre con las secuencias en sus posturas, y en su relajación. Y no olviden agradecer a este sentido al final de la sesión, por todo lo que les aporta una gran riqueza de experiencias. Puedes explorar cada sentido uno tras otro de una sesión a otra, recordando que desarrollar nuestra atención en nuestros 5 sentidos primarios nos permitirá refinar nuestras percepciones más sutiles alrededor de nuestros sentidos de creatividad, intuición y plenitud!

Un sabroso ejercicio con el batido curcumatómico del libro «Mi colorida desintoxicación ayurvédica»

Para un vaso de leche de almendras, corte medio plátano, una cucharada de puré de dátiles, un dedo de jengibre fresco rallado, una cucharadita de cúrcuma, un puñado de almendras y mézclelo en una licuadora. Siéntese en un lugar tranquilo. Siente el peso de tus pies en el suelo, y el contacto, descalzo o en tus zapatos.

Respira las fragancias que te rodean, huele el batido… Observe los sabores en su boca antes de probarlos. Escucha: el silencio, o la agitación fuera de tu pequeña burbuja sensorial? Y observa todos los tonos de amarillo en tu batido. Respira esas sombras y siente las sensaciones en tu pecho. Toma un primer sorbo, y deja que los sabores te sorprendan. En lugar de ponerle palabras (dulce, picante…), vete de viaje, en tus recuerdos o en tu imaginación. Y continúe su degustación en esta actitud sensorial.

Escribiendo un haiku codicioso

Para anclar este viaje sensorial, todo lo que tienes que hacer es tomar un pequeño cuaderno y escribir tu viaje sensorial en 3 simples oraciones…

Por Nathalie Geetha Babouraj

Inspirado en artículos de Esprit Yoga

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies