Saltar al contenido

El poder terapéutico de las piedras

El poder terapéutico de las piedras

Tienes todo tipo de artículos sobre yoga en nuestra tienda: nuestra tienda

Tienes todo tipo de artículos sobre yoga en nuestra tienda: nuestra tienda

Esterillas Yoga

Ladrillos yoga

¿Sabías que los minerales y cristales pueden ser usados para prevenir y tratar patologías físicas, emocionales y energéticas? Esta medicina holística no convencional se llama litoterapia.

Carole Smile ©

Evocador de la magia y el misterio, el reciente término litoterapia esconde una práctica muy antigua: desde todos los tiempos y en todas las civilizaciones, las piedras han acompañado a la humanidad. Los egipcios, los mayas y los griegos usaban diariamente piedras en forma de elixires, polvos y productos para el cuidado del cuerpo. Sus propiedades curativas aparecen en muchos textos, desde la Biblia hasta los tratados medicinales chinos y ayurvédicos.

Hasta el Renacimiento, la curación con minerales era una piedra angular de la medicina. En el siglo XVII, el reino de la razón y el rechazo de las tradiciones esotéricas señalaron el declive de las piedras curativas, ya que este método de curación no podía ser probado por las llamadas ciencias duras.

Hoy en día, a medida que la comprensión de las interacciones energéticas entre los diferentes aspectos del ser se va refinando cada vez más, estamos siendo testigos de un retorno a lo que ahora se llama litoterapia y del reconocimiento del apoyo infinito que las piedras pueden aportarnos en nuestra vida cotidiana.

Un cuidado holístico

La litoterapia permite trabajar sobre el conjunto de nuestro ser: el cuerpo físico, ayudando por ejemplo en los problemas digestivos, hormonales, articulares, pero también sobre las envolturas emocionales y energéticas. La energía, la esencia de cada piedra que le da sus virtudes terapéuticas, está determinada por su color, su estructura cristalina, su origen, sus elementos químicos, su trayectoria…

La energía de la piedra entra en contacto con nuestra propia energía, creando un eco, una resonancia vibratoria y un intercambio de in- formaciones. Dependiendo de nuestras necesidades, la piedra estimula una reacción en nuestro cuerpo, iniciando así la curación.

Elija su piedra y úsela todos los días

Para elegir su piedra, puede ir a la que corresponde a un problema específico (por ejemplo, la cornalina para los trastornos ginecológicos o la malaquita para la tendinitis) o utilizar su intuición: elija una piedra no por sus propiedades sino porque le “llama”: es la que corresponde a lo que usted necesita globalmente, conscientemente o no. Dependiendo de sus necesidades y deseos, las piedras pueden ser usadas de diferentes maneras: para ser usadas como joyas, por ejemplo un collar para un efecto continuo a lo largo del día, para ser colocadas en habitaciones de la casa para crear una atmósfera especial, para ser ingeridas como un elixir para un efecto rápido internamente, como una crema cosmética, en masajes y, sobre todo, en meditación. La conexión con una piedra permite trabajar en aspectos muy sutiles, entender muchos patrones y así desbloquearlos.

Inspirado en artículos de Esprit Yoga

Por Emeline Diaz-Roman

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies