Saltar al contenido

Vinyasa Yoga: entre la conciencia, la respiración y el movimiento

Vinyasa Yoga: entre la conciencia, la respiración y el movimiento

Tienes todo tipo de artículos sobre yoga en nuestra tienda: nuestra tienda

Tienes todo tipo de artículos sobre yoga en nuestra tienda: nuestra tienda

Esterillas Yoga

Ladrillos yoga

Conocida esencialmente como una práctica dinámica y muy física, el Vinyasa Yoga consiste en poner el cuerpo en movimiento en secuencias posturales. Estas secuencias permiten una continuidad fluida entre diferentes asanas más o menos difícil.

El éxito de Vinyasa Yoga en Occidente

En Occidente, el Vinyasa Yoga proporciona una válvula de alivio para los habitantes de la ciudad estresados, a través de un exigente trabajo en el cuerpo físico, trabajo que requiere concentración, agilidad y coordinación. Nos permite olvidarnos de las preocupaciones cotidianas, liberar las tensiones relacionadas con el estrés, relajar la mente y al mismo tiempo permitirnos reimpulsar y centrarnos en lo esencial, que es nosotros mismos. Esta práctica pone mucho énfasis en la repetición de las transiciones entre las posturas y es físicamente exigente. Sin embargo, más allá de las apariencias, el Vinyasa Yoga se centra principalmente en la respiración. En sánscrito, el término vinyasa debe entenderse a partir de sus dos raíces etimológicas, Nyasa, que significa “colocar”, y Vi que significa “en cierto modo”. Por lo tanto, el principio de Vinyasa se basa en la sincronización de movimientos muy precisos con la respiración de fluidos. Los movimientos así vinculados a la inhalación y la exhalación siguen el ritmo de la respiración, se manifiestan armoniosamente y favorecen la expresión del cuerpo. El resultado es una forma fluida, poderosa y dinámica de poner el cuerpo en movimiento, por lo que este enfoque es a veces también llamado Vinyasa Flow Yoga.

Pioneer Krishnamacharya

Las raíces del Vinyasa Yoga se remontan al Maestro Sri T. Krishnamacharya (1888-1989) quien enfatizó el poder de la respiración en su enseñanza. Desde el punto de vista físico, el Vinyasa Yoga elimina las toxinas y da energía al cuerpo. Su discípulo Pattabhi Jois tomó la antorcha al fundar Ashtanga Vinyasa. Desde el punto de vista mental, la respiración sincronizada calma la mente y permite concentrarse y liberarse de los bloqueos energéticos. Cualquiera que practique Vinyasa Yoga regularmente no necesita estar convencido de los beneficios de este enfoque del yoga. Desde un punto de vista práctico, no olvidemos que la conciencia de la respiración y el movimiento están en el corazón del Vinyasa Yoga, al igual que el Tai Chi. Nos inscribimos en la dualidad materializada por la inspiración que tomamos al nacer y la exhalación cuando tomamos nuestro último aliento. Si nos tomamos el tiempo de sentir cada movimiento en su conexión más sutil con la respiración, se hace posible sentir los beneficios tanto en las emociones como en la mente.

Encuentra el archivo completo en la edición especial de Vinyasa.

Inspirado en artículos de Esprit Yoga

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies