Saltar al contenido

Yoga: un camino de implicación y compromiso

Yoga: un camino de implicación y compromiso

Tienes todo tipo de artículos sobre yoga en nuestra tienda: nuestra tienda

Tienes todo tipo de artículos sobre yoga en nuestra tienda: nuestra tienda

Esterillas Yoga

Ladrillos yoga

Involucrarse no es una elección: para los seres humanos es simplemente imposible vivir sin compromiso.El compromiso no está muertoEs un lugar común subrayar la crisis de compromiso como un rasgo característico de nuestros tiempos. Cada vez más conscientes de la complejidad de los conflictos mundiales, todos nos veríamos afectados por una sensación de impotencia. Pero sería un error creer que nuestra edad es menos comprometida que la de los demás. El compromiso simplemente se manifiesta de diferentes maneras, en forma de movilizaciones alternativas y creativas. Es el caso de la movilización popular nacida de la crisis económica griega; el movimiento Ocupa Wall Street; los Indignados de la Puerta del Sol en Madrid y los Nuits Debout en Francia. Junto a este tipo de compromiso político, Francia está llena de iniciativas voluntarias para ayudar a los migrantes o combatir la contaminación, por ejemplo.Sé tú mismo el cambioLa persona que se involucra considera que lo que sucede en el mundo, lo que afecta a otros seres humanos, animales o la naturaleza, le toca en la más profunda intimidad. Un antídoto para una forma de vida autocentrada sería una espiritualidad que inspire a la gente a actuar y transformar el mundo. Según el Bhagavad-Gita, la espiritualidad es precisamente actuar renunciando a cualquier beneficio egoísta. Gandhi consideraba que “Dios no aparece en persona, sino en acción”. Cuando nos exhortaba a “convertirnos en el cambio que queremos ver en el mundo”, nos animaba a encontrar la fuerza para resistir, crear, amar, imaginar, en la multiplicidad de situaciones que atravesamos cada día, sin identificar nuestro valor con los resultados de nuestras acciones, sobre las que no tenemos un control total.Yoga: un camino de compromisoEn el Yoga Sutra de Patanjali, la práctica del yoga es una acción en la que están presentes dos elementos inseparables: la práctica regular (abhyasa) y el desapego (vairagya). Patanjali exhorta a practicar con coherencia y entusiasmo, sin ceder al aburrimiento, la distracción o el desánimo. Pero para que nuestra práctica sea realmente efectiva, también debe estar imbuida de “desapego”, de lo contrario perderemos el verdadero objetivo: conectar con la vida. Involucrarse es naturalmente gratificante y simplemente nos hace más felices. El yoga es, por lo tanto, un verdadero camino: concebir una acción comprometida que tiene su propósito en sí misma y no en la promesa de una mayor realización. El yoga podría ser un ejemplo de acción comprometida y desinteresada, llevada a cabo con brillantez y entusiasmo y alegremente gratuita.Artículo escrito por Ananda Ceballos

Inspirado en artículos de Esprit Yoga

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies